Seguinos en

Videos

«King», el gran regreso de Florence + The Machine

La canción refleja el empoderamiento femenino

Publicado

el

Este 22 de febrero, luego de más de dos meses de ausencia en sus redes sociales, Florence Welch publicó una foto luciendo el look barroco del que ha hecho su marca registrada y en la que se dejaba leer la palabra «King». Al disparar la pregunta «¿Me extrañaron?», los fanáticos entendieron de inmediato que se trataba de la puerta de entrada a un nuevo y esperado tema. La confirmación no tardó en llegar dado que, horas después, la artista compartió un fragmento del video que vio la luz el día de hoy y que llegó para ponerle fin a cuatro años de silencio -únicamente interrumpido por la grabación de Call me Cruella, single que formó parte del soundtrack de la película Cruella producida por Disney el año pasado- desde la publicación de High as hope en 2018.

El clip, dirigido por la reconocida fotógrafa y realizadora Autumm de Wilde, retrata a Florence envuelta en una túnica púrpura y puesta en la piel de una suerte de bruja para, con sus poderes, levitar y dominar el movimiento de un hombre en las afueras de un castillo. Mientras, la británica canta «No soy madre, no soy novia, soy rey. Necesito mi corona dorada de dolor, mi espada ensangrentada para blandir» rodeada de jóvenes que danzan apoyando aquel culto y transforma en canción su reflexión sobre el rol de la mujer en la actualidad que reforzó, aún más, con su reciente declaración: «Me había inspirado casi exclusivamente en artistas masculinos y, por primera vez, sentí que se derrumbaba un muro entre mis ídolos y yo, ya que tengo que tomar decisiones que ellos no tomaron».

Si bien la banda aún no ha anunciado el próximo lanzamiento de su nuevo trabajo, King demuestra por qué Florence + The Machine, con su talento y sofisticación, se ha ganado un lugar privilegiado en la escena musical del siglo XXI y oficia como una excelente carta de presentación del que seguramente sea su quinto álbum de estudio.

Ad Banner 300 x 250