Seguinos en

ULTRABRIT Radio

#DiscosFundamentales: DAVID BOWIE con Hours…

Yo siempre seré el futuro.

Publicado

el

Caía el telón del siglo XX y David Bowie quería dar otro paso hacia la vanguardia tecnológica. No sólo componía nueva música para editar en formato tradicional con su socio creativo desde 1988, el norteamericano Reeves Gabrels (su pirotécnica guitarra en Tin Machine y sus dos solistas de continuación, Outside y Earthling, hoy miembro titular de The Cure), sino que jugaba con nuevos tracks para vestir desde lo sonoro al videgame Omikron, The Nomad Soul. Como bien sabemos, Bowie era mucho más que una muletilla marketinera que jugaba con el futuro y cosas inimaginables para un artista del rock. Sencillamente porque era mucho más que eso, y había un nuevo lanzamiento en ciernes que lo iba a confirmar. Otra vez.

De esas febriles sesiones de fin de milenio se desprendió su vigésimo primer disco en estudios. Lanzado el 4 de Octubre de 1999 en formato tradicional y transformado en el primer disco de la historia para ser descargado digitalmente, “Hours…” presenta  (aún hoy) un sonido excepcional y una lista de canciones en las que se destacan hermosas gemas como “Thursday’s Child” -su primer corte-, “Seven”, “Something In The Air”, “Survive”, así como algunos chispeantes momentos con sonido rasposo que remiten a su criatura noise Tin Machine, como “What’s Really Happening?” y “The Pretty Things Are Going To Hell”.

Situado dentro de la discografía de Bowie del nuevo milenio, iniciando la trilogía moderna que completó con “Heathen” (2002) y “Reality” (2003), este LP fue la última aventura que llevó adelante el londinense con Gabrels como coequiper todoterreno. Rescatamos “Hours…” para volver a valuarlo como corresponde, como una joya oculta que no tuvo un gran éxito comercial pero que merece nuevas escuchas. Nuestro segmento Podcast de #DiscosFundamentales revive algunas de sus grandes canciones.
Escuchalo acá.