Seguinos en

Noticias

La nueva vida de Pete Doherty

El músico vive en Francia alejado de los excesos

Publicado

el

En noviembre de 2019, el músico inglés era arrestado en París en estado de ebriedad tras una pelea y tan solo un día después de haber sido liberado de prisión por consumo de drogas. Si bien este acontecimiento pudo parecer una anécdota más en su turbulenta vida, fue todo lo contrario: se internó en una clínica de rehabilitación y su mente dio un giro total.

A fines de junio de este año, Pete reapareció en los medios británicos y la impactante noticia se viralizó rápidamente. Instalado en el pueblo de Etretat, en la Normandía francesa, su imagen con varios kilos de más, pelo largo canoso y boina dista mucho de la del rockstar que descontrolaba los escenarios al mando de The Libertines y Babyshambles. Ahora, a sus 42 años, Doherty dedica sus días a una apacible rutina familiar junto con su novia Katia de Vidas y con algunas visitas de su círculo íntimo, como es el caso de Rafa. Ambos son integrantes de Pete Doherty and the Puta Madres -el proyecto más reciente del artista- en piano y batería. Uno de sus amigos aseguró en una entrevista: “Nunca lo había visto tan feliz. Solía vivir una vida rápida, hedonista, era el epítome del rock and roll. Pero este estilo de vida relajado le encaja a la perfección.”

En Paradise is under your nose, la última canción que publicó con su banda en 2019, Pete cantaba “Mirando, buscando, peleando, estoy a la caza de dónde va la alegría, hasta la última vez que lo averigüe, ese paraíso está bajo tus narices.” Parece que se anticipaba al futuro.