Seguinos en

Especiales

“Sing Street”: influencias del rock en Irlanda

Un grupo de jóvenes que rompen la escena para hacer música y usarla como arma de seducción.

Publicado

el

Esta vez el contenido se lo pedimos prestado a los irlandeses. “Sing Street” es una película ambientada en los 80, dónde no había redes sociales, ni internet. Se trata de un film hecho de música, estilo y seducción, a través de unos chicos de quince años que intentan enamorar a una bella joven.
Los irlandeses tienen una chispa especial, un sentido del humor incómodo que se parece al inglés pero es un poco más “celta”, verde trébol, o rústico. En esta obra ese ardor se puede ver tanto en la casa de Conor, el protagonista, sin calefacción por problemas económicos, sucia, amplia e interesante (lo que lleva a los miembros de la familia a estar siempre abrigados), como en la forma en que el adolescente trata de encarar a la única chica en las inmediaciones del colegio nuevo al que debe cambiarse por falta de recursos.

El encuentro ocurre de frente y sin vergüenza. Conor le pide el número de teléfono y luego la contacta para comentarle acerca de un videoclip en el que ella podría participar como modelo, para su banda. Recién ahí se plantea formar un grupo de rock y comienza a desarrollarse la trama de una película que por momentos delata su faceta cultural ,y por otros genera cariño y hasta ternura por el recorrido que hacen los amigos a través de las diversas influencias musicales que se ven reflejados en los estilos de vestimenta y peinado.
Bandejas de vinilos, guitarras y el sueño de triunfar en Londres, son algunos de los elementos que muestran en detalle cómo (en algunos casos) es el proceso de composición entre amigos. El dato de color es que la banda sonora de la película es original, y los protagonistas antes de ser actores eran músicos, por lo que las canciones son interpretadas por ellos. La música tiene influencias de The Cure, Duran Duran, The Clash, Motorhead, The Jam y otras bandas, y fue premiada en varios festivales desde se estreno en 2017.
Si bien no es una película cómica, vale la pena verla y empaparse de los primos de la buena suerte.

Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *