Seguinos en

Entrevistas

Los Violadores: “La Bersuit y Los Piojos cumbianchizaron el rock”

Publicado

el

Los Violadores le hicieron justicia a la expresión “volver a juntarse”. La rueda de prensa en la que anunciaron oficialmente su regreso para un único show en el Luna Park el24 de abril de 2016 año fue ni más ni menos que eso, un grupo de compañeros que se juntaron después de casi 30 años. Dispersos, entusiasmados, hablando entre ellos al mismo tiempo, queriendo ponerse al día con todos y todo, en medio repetidas rondas de cervezas la conversación con la formación clásica de Los Violadores (Pil Trafa, Stuka, El Polaco, Gramática) se vuelve caótica porque, al fin y al cabo, se está tratando con los primeros punks de Argentina.

Ha llegado el tiempo en que actuar es lo mejor
“Tiempos de acción”, (Fuera de Sektor , 1986)

-¿Qué pasó? ¿Por qué se juntaron ahora y no antes?
Pil: No nos convencían los lugares que nos ofrecían para tocar. Hasta que salió lo del Luna Park. Cada uno ponía un pero, “no puedo porque estoy tocando” o “justo viajo” entonces eso no terminaba de cuajar. A mí, personalmente, nunca me terminaron de cuajar los primeros lugares que nos ofrecieron para tocar. Todos eran buenos, pero yo decía “Luna Park, Luna Park”.
Gramática: El contexto es todo.
Pil: La propuesta era consistente, había un buen lugar pero Violadores es una banda complicada, logísticamente es una banda complicada.
Zelazek: La gente que nos rodea también es complicada, estuvieron embarrando la cancha durante 5 años.
-Si nos ponemos a repasar las bandas con las que compartían el protagonismo en los ochenta, todas parecen haberse separado o incluso haber perdido a alguno de sus integrantes: Sumo, Riff, Soda, Virus, V8…
Gramática: Somos la única banda en la que estamos los cuatro vivos.
Stuka: Los ochentas fueron un cambio importantísimo, no solo políticamente.
Zelazek: Fue un cambio de calidad musical. La gente tenía una apertura que generó algo similar al destape español, aunque acá fue mucho más porque la calidad musical era muy superior a la española.
Stuka: ¿Cómo puede ser que los españoles, teniendo a los ingleses, que hacen todo bien, ahí nomás no hayan aprendido nada de música?
-¿Cuál fue el mejor momento de Violadores?
Pil Trafa: Para mí hay dos etapas que son las mejores de Violadores: la de 1987, con Mercado Indio, cuando hicimos una gira de 40 shows entre la Costa, Perú, Uruguay y Chile y la primera época, hasta 1981, que me parece increíble porque no había nada. Estaba Videla pasándole el poder a Viola. Nosotros jugábamos con ese nombre, estábamos locos. Una vez salimos a pegar afiches y entramos a un bar a pedirle agua a un mozo, el tipo nos dijo “¿A ver los afiches que están pegando?” y leyó “Los Vi… ¡Los Visconti! ¡Buenísimo!” y después vio que decía “Los Violadores”, se volvió loco. Yo le dije “sí, nos pagan dos mangos, son unos hijos de puta”.
Zelazek: Esteban Mellino nos dijo, “ustedes con ese nombre no van a llegar a ningún lado” (Risas).
-¿Les parece que la escena mainstream de ahora tiene el mismo poder que en aquella época?
Pil Trafa: Las bandas de rocanrol tienen poder. La Renga, La 25, La Berisso y después están estas bandas candomberas.
Stuka: ¡Son horribles! Pappo dijo que Sui Generis arruinó todo porque las bandas que estaban antes eran todas trogloditas y estos lo suavizaron. Siento que después pasó lo mismo, cuando nos fuimos nosotros, Sumo y V8 aparecieron estas bandas como Los Piojos o Bersuit Vergarabat que agarraron el rock y lo cumbianchizaron. Ahora hasta las bandas punks están cumbianchizadas en la melodía, en la estética, está todo salserizado.
La conversación ahora se parece a ese VHS que editaron en 1986, Los Violadores en Palladium, que será reeditado en el box set que lanzará Pinhead Records el año que viene junto a los primeros cuatro discos de Violadores; aquel video mostraba a la banda en su mejor momento y, entre tema y tema, aparecían los músicos hablando sinsentidos mientras miraban el footage del show. Como en ese video, no hace falta entrevistador, ellos hablan de lo que quieren, se preguntan y repreguntan en la misma respuesta. El grabador es un testigo encubierto que se prendió ahí por casualidad.
Stuka: Una vez fuimos a Canal 9 y nos sacaron cagando. Éramos una banda de punks en los pasillos y pasó [el conductor] Orlando Marconi cuando uno de los punks, creo que fue Gamexane, se tiró un pedo. Imaginate lo que era nuestra imagen para Orlando Marconi, el tipo se acercó y dijo, “¿quién fue?”. Me gustó la actitud de venir a encararnos.
Pil: Nosotros estábamos ahí para actuar en un programa de Julio Lagos que se llamaba Tribuna 21, había punks en un panel y nosotros tocábamos la última media hora del programa. En un momento apareció el interventor y dijo “Estos tipos no pueden tocar acá”; agarramos nuestras cosas y nos fuimos. Esa grabación fue un viernes, el sábado se transmitía el programa y en la última media hora, donde debíamos tocar nosotros, pusieron la repetición del noticiero del día anterior. Estamos hablando de censura absoluta. Nosotros éramos unos inconcientes, nos importaba todo muy poco.
-Recién dijiste que en ese momento “no había nada” ¿Cómo se hace algo cuando no hay nada?
Pil: Imaginate una relación de pareja, puede ser linda y todo lo que quieras pero lo mejor parte siempre es la conquista. Y en ese momento no había nada, había que hacerlo todo ¿cómo puede ser que una banda que se llama Los Violadores, que cantan “Represión” vaya a algún lado en la Argentina de la Dictadura? No existe pero lo logramos, esto también es una cuestión de fe y convicciones.
Gramática: Una vez nos metieron presos a los cuatro y nos dieron una paliza, ahí dijimos “ahora más punks que nunca”. Nuestra música fue más fuerte que todo.

“¿Dónde está el cambio?
¿En dónde entramos vos y yo?”
“Espera y verás”, (¿Y ahora qué pasa, eh? , 1985)

Comenzaron durante la dictadura militar, se separaron con Menem y ahora vuelven con un país volcado a la derecha.
Stuka: El rock está más allá de la política porque el rock liberó de verdad, los políticos nunca liberaron a nadie, siempre lo que hicieron fue dividir para poder reinar.
Pil: Los políticos pasan, los Violadores quedan. 2016 será un buen año para Los Violadores.

2 Comentarios

2 Comments

  1. Nestor Figueroa

    17 abril, 2016 at 8:51 pm

    Hace mucho tiempo ya que Pil perdió la brújula que le permitía tener esa visión aguda de la realidad. Hoy es un personaje, una caricatura de lo que fuera en los 80¨s. Digamoslo claramente: después de OTROP FESTIVAL DE LA EXAGERACION, hizo uso del nombre Violadores por la plata y hoy vuelve por la plata.

  2. Pingback: Los Violadores: “La Bersuit y Los Piojos cumbianchizaron el rock” | Barberán Aquino: punk writer

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *