Seguinos en

Especiales

Patti Smith pasó por Buenos Aires, tocó en el Luna Park y habló sobre el cambio climático

Estuvo acompañada por su hija Jesse Paris Smith.

Publicado

el

Patti Smith, cantante escritora y poeta, dio un show alucinante el último jueves en el Luna Park con su banda “The Horses” ante más de 5000 personas. En el concierto aprovechó para levantar algunas de las banderas políticas que la definen como la lucha a favor de los derechos de las mujeres, y la concientización acerca de las consecuencias del cambio climático.

La madrina del punk llegó a nuestro país acompañada de su hija, Jesse Paris Smith, con quien comparte su activismo ambiental. En el marco de un agenda llena de reuniones se hizo un espacio para encontrarse con el Presidente electo Alberto Fernández, a quien le manifestó sus preocupaciones. “El abuso es algo que nos tiene que interesar a todos”, expresó.
Además participó de un encuentro organizado por Kabinett en la cúpula del Centro Cultural Kirchner, con otros artistas que forman parte del proyecto “Pathway to Paris”, como Rebecca Foon, Tony Shanahan, Tenzin Choegyal y Lenny Kaye. Estuvieron presentes además la cantante y compositora argentina Juana Molina, Eduardo Costantini, y Rebecca Foon.
La iniciativa conjuga a diferentes personalidades del arte, la música, la academia y la innovación para crear conciencia en relación a la urgencia del cambio climático y la necesidad de que los gobiernos cumplan con lo establecido en el Acuerdo de París.
“Simplemente estoy acá para dar mi apoyo, y también estoy muy impresionada por el sentimiento de movimiento que hay en Argentina, del activismo que hay sobre los problemas del medio ambiente”, dijo la artista quien agradeció por el apoyo. “Creo que todo sueño puede volverse realidad a través de la unión, hoy esto un paso hacia esa unificación”, agregó.

“Me rompe el corazón ver cómo muchos países de Latinoamérica están afectados por la contaminación. La ciudad de Buenos Aires es una ciudad con buena calidad de aire, con mucho verde, mucho arte, una ciudad sofisticada– expresó Smith – pero no hay que dormirse en los laureles, porque todo eso puede ser arrebatado de un minuto a otro a través de la sobre-construcción, la contaminación, el crecimiento económico desaforado. Básicamente mi mensaje es: ‘sigan siendo grandes’”.