Seguinos en

Series

WAYNE: La venganza que nunca supo tan bien

La serie de lo guionistas de “Deadpool” se centra en una dualidad emocionante de violencia y adrenalina bien pensada, mientras el joven vive sus aventuras por los EE.UU.

Publicado

el

Si de ‘dar su merecido’ se trata, Wayne McCullough sí que sabe como hacerlo. El protagonista es un chico de 16 años en cuya descripción no entra el término cobarde ni débil, pero sí un corazón de oro. La serie se presenta en formato de aventura con mezcla de un semi romance ‘coming of age’ con Delilah, la chica que lo obnubila al tocarle la puerta de su casa para venderle galletas.
En diez capítulos la serie creada por Shawn Simmons muestra una dualidad emocionante de violencia y adrenalina bien pensada, donde Wayne con su genialidad de bajo perfil logra hacerles pagar a los villanos y maleantes.

Se bien el programa en la superficie puede ser visto sólo como algo violento, de acción y pelea,  el carácter sangriento de esta pieza audiovisual tiene un significado que va más allá de huesos quebrados y narices sangrantes, porque las verdaderas heridas abiertas se tratan de padres y madres abandónicos, de hogares con atmósferas violentas, drogas, malos ejemplos y bullying. Esto contrapuesto a buenos principios, ternura y lecciones de fidelidad que Wayne y Del en un espiral de amor joven, que cada vez más comprenden al estar juntos escapando de la nada y en busca de la única herencia que el padre de Wayne le dejó: un auto Pontiac Trans Am del 79´.
Se trata de una obra que mezcla también sentido del humor, algo de frescura adolescente, momentos fuertes, y un personaje principal adorable, y todo esto puede ser encontrado en la plataforma de Youtube Originals.
El actor que encarna a nuestro entrañable Wayne es Mark McKenna, actor y músico irlandés  cuya carrera en el cine inició casi por casualidad, cuando una amiga lo pasó a buscar por su casa para llevarlo a una audición de una tal película sobre los años 80´ que se iba a llamar “Sing Street”. Necesitaban chicos que tocaran la guitarra y el parecía ser el candidato ideal. Medio a regañadientes, se subió a ese auto y comenzó la aventura que lo llevó a una serie de aventuras en nominaciones a “Mejor película” en los Golden Globes, y demás galardones por mejores soundtracks y festivales de cine independiente.
Su carrera continuó con esta serie que fue escrita por los creadores de Deadpool, la dupla Rhett Reese-Paul Wernick, que da para verse más de una vez. WAYNE.
 

Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *