Seguinos en

Especiales

Ricky Gervais: ácido, incómodo, provocador, brillante

Publicado

el

Siempre sobrevuela la idea de que la fama se alcanza en la juventud. Si a cierta edad no hiciste nada célebre, te debería esperar una vida más o menos feliz pero definitivamente lejos de las estrellas o la notoriedad. Que este genial comediante inglés escapa a la media no es noticia: nada en su vida encaja con los parámetros de la normalidad. Conocelo.
Nacido en la ciudad obrera de Reading, Richard Dene Gervais era un niñito católico y entusiasta de la catequesis hasta los 8 años cuando su hermano mayor desestabilizó su fe en pocos minutos con una pregunta tan inocente como demoledora: “¿Por qué creés en Dios?” .Eso desató repreguntas en el pequeño Ricky que ni su madre ni su padre pudieron responder y muy pronto Gervais decidió romper filas y volverse ateo.
Músico, actor, director, escritor. El hombre de las mil profesiones. Inquieto como pocos. Teniendo todo para triunfar en los dorados años ochenta como frontman carilindo de la flamante banda new romantic Seona Dancing, la fama no llamó a su puerta en aquel entonces. Faltarían casi dos décadas para que una serie con estilo de falso documental ambientada en una oficina, ponga el nombre de Ricky Gervais en la boca de todos los que amamos la comedia y el humor.
NO SOY SOLO UNA CARA BONITA
Todos tenían una banda en 1982 y Gervais quiso ser de la partida. Durante aquella época Ricky tenía el semblante de un adonis y un parecido con David Bowie que lejos está de la imagen actual que conocemos del comediante inglés. Los fanáticos de The Office y del resto de sus series sabemos que su fisonomía dista de ser la de un sex symbol. Sin embargo, un esbelto Gervais, con el jopo característico de los años que corrían, atuendo acorde y unos increíbles ojos claros deliciosamente delineados, nos invitaba a sumergirnos en melodías con mucho sintetizador y un claro estilo new wave.
Si bien Seona Dancing tuvo poca vida útil como banda de rock, Gervais siguió conectado con la música oficiando durante algunos meses como manager de Suede, una banda que recién daba sus primeros pasos. Luego de conseguir fechas para que la banda toque en algunos recitales, el cómico inglés se contactó con Saul Galpharn de Nude Records para darle el demo de Suede. Luego fueron contratados para grabar un disco. Poco después, la banda decidió prescindir de sus servicios como manager y hasta allí llegó su corta carrera musical.
HAY EQUIPO
En 1997 Ricky conoció a su media naranja creativa. Su gran compañero de aventuras es Stephen Merchant. Hicieron buenas migas cuando Gervais trabajaba en la radio londinense XFM y contrató a Merchant como su asistente. En 1998 co-condujeron un programa semanal los sábados a la tarde y evidentemente la dupla rindió sus frutos porque luego siguieron trabajando juntos en un piloto que fue la semilla de The Office y en el resto de los proyectos que encararon hacia el futuro.

Mientras Gervais y Merchant hacían radio, trabaron amistad con el productor mancuniano Karl Pilkington. La camaradería entre los tres fue creciendo, y poco a poco Pilkington se fue sumando en los distintos proyectos de la dupla. En 2001 salía al aire The Ricky Gervais Show, también por XFM, y las intervenciones de Karl se hacían cada vez más populares. Pilkington era siempre el blanco de las bromas de Gervais y la dinámica del trío los llevó a crear un programa de TV llamado An Idiot Abroad que documenta la travesía de Karl viajando por el mundo, desafiado por Gervais y Merchant a salir de su zona de confort y así ampliar sus horizontes.
Durante los últimos años, Gervais se dedicó a producir contenidos humorísticos en diversos formatos. Su paso por la pantalla grande también fue prolífero. Escribió, dirigió y protagonizó Ghost Town, Cemetery Junction y The Invention of Lying. Ninguna de estas fue éxito de taquilla pero generalmente fueron bien recibidas entre sus seguidores. En todas sus creaciones, el denominador común es que los personajes son encantadoramente humanos, fallan constantemente, se exponen y quedan en ridículo. Otra característica es que los diálogos suelen ser mordaces. El humor simplón brilla por su ausencia y el sarcasmo pareciera ser el segundo nombre de la mayoría de los personajes.
La carrera de Gervais en la pantalla chica fue rutilante. Sus títulos más resonantes fueron The Office, Life´s Too Short, An Idiot Abroad y el reciente Derek. Aquí un pequeño resumen de sus dos series más exitosas.
THE OFFICE
Este programa trata sobre la vida cotidiana de los empleados de una oficina ubicada en Slough, Berkshire, que se dedica a vender insumos relacionados con el papel. Está filmado como si fuera un documental y los actores suelen jugar con la complicidad de la cámara de manera constante. Son dos temporadas con seis episodios cada una, y el personaje principal es el jefe regional, David Brent (interpretado por Gervais). Brent es el típico jefe que, con el afán de hacerse amigo de sus empleados y quedar bien con el resto de sus colegas, termina pasando papelones y quedando como un idiota por hablar de más. En la línea de mando le sigue el asistente, Gareth Keenan, que es uno de los mejores vendedores de la empresa, sus ansias de poder y de escalar lo meten en situaciones ridículas donde se expone como blanco de las bromas de Tim Canterbury, otro de los vendedores de la compañía. Tim está tan frustrado con su trabajo, que aprovecha su jornada laboral para idear las maldades que luego va a sufrir Gareth (como por ejemplo, poner su preciada abrochadora adentro de gelatina de naranja). Tim está perdidamente enamorado de Dawn, la secretaria. Ella está comprometida con uno de los hombres que trabajan en el depósito, y esa relación nunca avanza. Esto genera muchas situaciones pseudo románticas disfrazadas de amistad entre Tim y Dawn. La mayoría de las intervenciones de David Brent son desafortunadas y produce la constante sensación de sentir vergüenza ajena por este líder tan particular. Casi todos sus comentarios terminan incluyendo de manera accidental varios chistes sexistas, acotaciones que podrían tomarse como racistas y muchas otras frases que siempre lo ponen en el centro de la escena, quedando mal con toda la oficina.
Si bien hace rato que Gervais está alejado de la música, no se privó de grabar acompañado por el mismísimo Noel Gallagher la versión de estudio del tema “Free Love Freeway“. La canción fue compuesta por el comediante exclusivamente para el episodio #4 de la primera temporada de The Office. Este capítulo llamado Training gira en torno a un seminario sobre Atención Al Cliente para el que contrataron a un profesional que tenía que mostrar unos videos y conducir una serie de ejercicios para reforzar el trabajo en equipo. David Brent estaba desesperado por ser el centro de la atención y todos sus intentos para boicotear el seminario dieron sus frutos cuando mandó a pedir una guitarra y cantó Free Love Freeway mientras contaba que de joven había formado parte de una banda llamada Foregone Conclusion. La zapada incluyó varios otros temas de la autoría de Gervais. La canción resultó tan popular entre los fanáticos de la serie que la versión de estudio con Noel Gallagher terminó formando parte de los extras del DVD de The Office que culminaba la serie con un especial de dos capítulos llamado Christmas Special, en donde se hace un repaso de cómo continuaron las vidas de los integrantes de la oficina luego del supuesto documental, tomando como excusa la fiesta navideña en la oficina.

EXTRAS
Esta sitcom se centra en la vida de los extras que trabajan en sets de televisión o en películas y su relación con el ambiente artístico. Gervais interpreta a Andy Millman, un actor que quedó relegado a hacer papeles menores o bolos sin importancia. Andy se hace amigo de  Maggie Jacobs, otra actriz sin suerte, y entre los dos tratan de hacer que ese trabajo sea lo más llevadero posible. Andy tiene un representante, Darren (interpretado por Stephen Merchant), que no lo ayuda demasiado, es bastante torpe y siempre encuentra la manera para desbaratar los planes de Millman, que solo sueña en consagrarse como actor y dejar atrás su pasado de extra.
Con el correr de los episodios, Andy cambia de representante y el nuevo manager logra que la BBC1 ponga al aire una sitcom escrita y protagonizada por Millman. La tira resulta ser un éxito y Andy disfruta de las mieles de su ascenso a la fama, mientras trata de lidiar con los inconvenientes que la misma trae. Su personalidad cambia radicalmente cuando su status de celebrity altera su relación con su amiga Maggie y se vuelve despreciable con el resto de la gente, dada su nueva condición de rico y famoso.
La particularidad de Extras es que todos los episodios cuentan con la participación estelar de actores famosos que interpretan una versión distorsionada y exacerbada de ellos mismos, representando todas las mañas y las banalidades que conlleva ser una figura muy popular en los medios. Algunas celebridades que pasaron por ahí: Ben Stiller, Kate Winslet, George Michael, Robert De Niro, Chris Martin y David Bowie, entre otros.
SU CARRERA
Ricky Gervais dio sus primeros pasos en el stand up a fines de los años ’90; recién en 2001 empezó a tener éxito con esta nueva faceta humorística. A partir del 2003 empezó a hacer giras por UK con sus distintos shows (Animals, Politics, Fame y Science).También hizo un especial filmado en New York llamado Out Of England. Decir que el humor de Ricky Gervais es ácido es casi un insulto y una sobrevaloración de los caramelos ochentosos Fizz. Definitivamente podríamos observar que sus monólogos son crudos, en carne viva.
Como todo comediante que hace stand up, basa sus premisas en agudas observaciones sobre la realidad, que incluyen temas políticamente incorrectos como la obesidad mórbida, adolescentes que padecen cáncer, homosexualidad, el catolicismo, el incesto, el nazismo. Lo suelen consultar por temas controversiales, como la religión, y también lo cuestionan por el tipo de humor que elige hacer. Al respecto, Gervais suele decir: “yo siempre espero que cierta gente se ofenda con lo que yo tengo para decir. Además, solo porque alguien se ofenda, no significa que tenga razón. Alguna gente se ofende por el multiculturalismo, la homosexualidad, el aborto, el ateísmo… ¿qué deberíamos hacer? ¿Prohibir todas esas cosas? Como comediante siento que mi trabajo no es solamente hacer reír a la gente, sino también hacerlos pensar”.
Ninguna declaración de Ricky Gervais pasa desapercibida. El hombre de los colmillitos es implacable.
Se ha trenzado más de una vez con gente de la prensa, ataca y se defiende todas las veces que lo considera necesario. Dueño de una lengua filosa, no deja ninguna contestación librada al azar.
Conclusión: humor no apto para gente demasiado sensible que no pueda disociar observaciones punzantes de comentarios maliciosos
IMPERDIBLES

    • El show de Stand Up Out Of England
    • El capítulo especial de navidad que se hizo luego de la última temporada de The Office
    • La participación de David Bowie en Extras
    • Los podcasts de The Ricky Gervais Shows
    • La película The Invention of lying

(Texto publicado en la revista Ultrabrit #3. Podés comprarla a través de MercadoLibre haciendo click acá)

Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *