Seguinos en

Especiales

Esto dejó la “Muestra música 2019”

Buena onda, rock, y amor por la música. Así fue la feria más grande de Sudamérica.

Publicado

el

La muestra música se erigió en el predio ferial de la rural y significó mucho más que un par de stands.  Implicó performances en vivo, demostraciones, exposiciones de instrumentos de primer nivel, y mucha música en espacios micro y macro.
Al ingresar al pabellón ocre de la rural, las luces y el humo inundaban el ambiente. Los andamios y estructuras que sostenían los reflectores, generaban una atmósfera de recital, e invitaban a sumergirte en una experiencia de buena onda, rock y por supuesto, amor por la música.
Había guitarras por doquier, brazos tatuados, cabelleras largas y algunos Ray Bans indoors.
Al avanzar por los stands se podía apreciar una amplia variedad de instrumentos musicales y accesorios tanto como implementos para los mismos, los que eran probados en el acto con gran destreza para que se viera su funcionalidad.

En un pabellón más al fondo, había demostraciones de freestyle en vivo, grabaciones de guitarra y stands de venta de posters de bandas internacionales tanto como de remeras, aunque el más concurrido era el de vinilos, de los que había cualquier variedad y origen.
El recinto dispuesto para la exposición contaba además con un escenario en el que se realizaban performances y demostraciones en vivo.
Entre otra de las muestras musicales tocó un trío de chicos que manejaban la armónica como profesionales del blues, con un pequeño gran público que los vitoreó de principio a fin por el simpático y desenvuelto show que supieron ofrecer.


Al salir a la parte exterior, se develaba un predio dispuesto con un escenario donde estaba tocando la famosa banda de rock nacional Los Tipitos, al mismo tiempo que una muchedumbre disfrutaba de las ofertas gastronómicas de los foodtrucks, una cerveza, algo para comer, etc. También tocaron Eruca Sativa, Los Tipitos, Miss Bolivia, entre otros.
Al pasar las horas los jóvenes sentados en el pasto como en cualquier festival de UK, disfrutaban de un anochecer acogedor y un clima óptimo para ver una banda más hasta las 21, momento cuando cerraba el festival. El ambiente era relajado, de buena onda y entusiasmo.