Seguinos en

En Vivo

El Mató a un Policía Motorizado dinamitó Vorterix

La banda liderada por Santiago Motorizado volvió a los escenarios porteños luego de llenar el Microestadio Atenas en su ciudad natal.

Publicado

el

Después de un tiempo sin presentarse en la Ciudad de Buenos Aires, El Mató A Un Policía Motorizado volvió con tres shows completos en Vorterix. La primera de estas fechas fue el jueves 16 de mayo, donde la banda platense demostró nuevamente por qué son una de las joyas del actual rock argentino de exportación.

La lista de veinticinco temas estuvo protagonizada mayoritariamente por sus dos últimos discos, La Dinastía Scorpio (2012) y La Síntesis O’ Konor (2017). Al igual que en Tecnópolis, cuando tocaron a fines del año pasado para 4500 personas, este show lo inauguraron con “El Magnetismo”. La bienvenida dio paso a una preciosa versión de “La noche eterna”, con el sonido hiper profundo del redoblante en el estribillo y un cierre largo, tan colgado como bello. Las luces fueron otro factor a destacar, además del sonido. Una puesta en escena impecable, bien articulada con los diferentes momentos del show.

Foto por Leandro Frutos

El mejor kraut rock del mundo llegó con “La Síntesis O’ Konor”, el instrumental que titula el disco más exitoso de la banda hasta hoy. Y volvió poco después con “El Baile De La Colina”. Un momento de descanso y trance en la primera parte de “Nuevos Discos” dio lugar a la explosión del primer pogo de la noche. El clima quedó tan encendido que la gente se puso a vivar futboleramente a los músicos que, con todo el oficio de años de ruta, mantuvieron la intensidad y hasta la subieron en “Navidad De Reserva”. El Mató es una banda que sabe manejar las energías. Te suben, te dejan arriba un tiempo, te dan un descanso y antes que lo pidas ya te hicieron subir de nuevo. La prueba de eso fue la demolición total con “Ahora Imagino Cosas”, la bajada de “Alguien Que Lo Merece”, la levantada de “Destrucción” y la explosión con “Yoni B”. A ese manejo de energías me refiero. Como si fueran los que tienen el control de la montaña rusa de sensaciones en la que te invitan a pasear. Las guitarras se complementan a la perfección, ya sea para embellecer todo con arreglos sutiles o para detonar el universo confabuladas en el noise. Los synthes van desde los colchones sonoros a los arreglos precisos. Y la percusión juega a tirar detalles sobre la base potente de bajo y batería.

Foto por Leandro Frutos

Al igual que en su último disco “Excalibur” fue la previa a uno de los momentos más altos del show. “El Mundo Extraño” es la canción lenta más salvajemente coreada del mundo. La suelen tocar más rápido que en su versión de estudio, lo cual hace que la letra sincericida y brillante también crezca, gritada por las gargantas en llamas del público. Y hablando de llamas “El Fuego Que Hemos Construído” cerró la lista con una versión extensa y poderosa. La banda dejó el escenario pero quedaba el encore de siete temas. “El Tesoro” fue una de las más coreadas de la noche. Una canción que el público motorizado quiere mucho y que hace días estrenó video. “Sábado” fue un delirio, con gente volando por los aires y la “Chica De Oro” llegó para seguir elevando la intensidad. Santiago Motorizado agradece y anuncia la última. Con ese manejo de las energías antes mencionado, descansamos un poco durante “Más O Menos Bien” que, obviamente, no fue la última. Quienes vimos a El Mató A Un Policía Motorizado en varias ocasiones y en diferentes años sabemos que suelen cerrar con “Mi Próximo Movimiento”. Por supuesto que fue un momento altísimo, como siempre. Pero lo que muchxs no esperábamos era el cierre reservado para “Prenderte Fuego”, coronado con una coda extensa, vibrante y súper noise. Un final de celebración contundente, como para que no te queden ganas de pedir otra. La banda platense dejó todo en el escenario. Cada vez queda más claro por qué giran por tantos países. Un sonido contundente, canciones bellas e intensas y cero actitud rockstar. Del garage al mundo, a través de un camino independiente, solidario y autogestionado. Aplausos totales.

FOTOS: Leandro Frutos

Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *