Seguinos en

Especiales

Girls Aloud, la reversión de las chicas picantes brit pop

Una década después del éxito de las Spice Girls, estas jóvenes británicas llegaron para renovar el glamour del pop seductor.

Publicado

el

Las Girls Aloud son un grupo de chicas nacido en las islas británicas en 2002. Sus altavoces le dan un toque de glamour al pop que sucedió a las míticas Spice Girls, y sus canciones, que evocan épocas de antaño y apelan a la seducción como bandera, nos envuelven en un velo de nostalgia vintage como para bailar cual jovencitos chispeantes.
A continuación haremos un ranking de sus vídeos más vistos y tracks más escuchados:
The promise

En un resplandor de vestidos de lentejuelas comienza la proyección del autocine, que jóvenes esperan con gaseosas en vasos de cartón, pochoclos y hotdogs. Las chicas vestidas con medias negras y blusas de seda, peinadas con un estilo 60’s, tan alluring y coqueto como inconcluso. Los chicos con sus remeras a rayas y pelo engominado, les mandan mensajes secretos a ellas, que con gracia se suben al escenario cual si no fueran las estrellas protagonistas del video. Así es como los protagonismos son dobles y se entrecruzan en una realidad paralela. En fin, la canción habla de una promesa, acerca de no amar a alguien que se está rompiendo. Esto es una batalla ganada, chicos.
Can’t speak french

“No puedo hablar francés, por eso voy a dejar que la música hable por mí”, reza el estribillo del tema que tiene tanto de seductor como de sugerente.
El videoclip está ambientado como si fuera la versión sexy de la corte de María Antoñeta, con vestidos encorsetados, ribetes y florituras, volados, maquillaje con mucho iluminador, glitter y peinados dignos de Francia del siglo XVIII, eso sí, un poco más relajados.
La acción transcurre en una especie de Tea party” donde se baila, y claramente no se habla.
Something new

Tal vez cayendo en la estética tradicional de los vídeos pop del 2000, (fondo blanco, a veces fondos de colores plenos o tramas simples y rígidas, y algún que otro cambio de vestuario y juegos de cámara) es el estereotipo de video pop donde las Gilrs Aloud visten todas el mismo vestido y cantan al ritmo de un tema.  Tan enérgico y poco trascendental como plantear “algo nuevo” en una propuesta de algo que se hizo miles de veces. Sin embargo como la industria musical funciona hoy, este es un hit.
Jump

Track muy al estilo Spice Girls, con ropa de colores chillones, pelo teñido e irrupciones en propiedades privadas. Como si fuera parte de la película Love Actually, donde Hugh Grant interpreta al Primer ministro de Inglaterra y baila como si nadie lo estuviese mirando. Se trata de un simple videomontaje, con partes de la película y claro, el clip de las chicas espiando a Grant detrás de las paredes.
I think we’re alone now

Estén donde estén, el quinteto de chicas en voz alta siempre logra formarse y hacer una coreografía pop y repiqueteante. En este caso en un casino donde su aclamado glamour no se les escapa, y mientras ocurre un hecho de fraude, crimen, estafa, o cualquier suceso delictivo que pueda pasar en un lugar donde si tenés suerte te regalan plata, ellas brillan, bailan y enamoran.

Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *